...

...

Leo y te cuento: Pideme lo que quieras



Megan Maxwell, ¿qué has hecho con mi tiempo y mi corazón? Tu libro se apoderó de mi pasión y mi razón sin darme tregua. Nunca había leído un libro de ella pero estoy bien al tanto de su trayectoria como escritora y su repercusión, no solamente en España, sino también de este lado del charco, como dice ella. De hecho, con ella fue con la primera escritora ibérica con quien me contacté, allá lejos y hace tiempo, cuando empezaba a hacer mis primeros pasitos como escritora, para afiliarme a Adarde.

Llego a esta alemana por casualidad pero española hasta la médula, con su primera novela erótica, Pídeme lo que quieras.

—¿Estás preparada para jugar a lo que yo quiero?
—Sí —respondo aguijoneada por el deseo.
—¿De verdad?
—De verdad.
—¿Para lo que sea? —murmura acercándose a mi boca.
Poso mis manos en su corto cabello y le masajeo la cabeza.
—A todo excepto a…
—Sado —puntualiza, y yo sonrío.

¡Qué libro! ¡Qué historia! ¡QUE ESCENAS!
Notese el sticker que dice NO APTO PARA MENORES!!!


Hay de todo y para todos los gustos. Megan Maxwell no escatimó fantasías ni detalles en esta obra que le pasa el trapo con todas las letras a 50 Sombras. ¡PONELE LA FIRMA!
—Tú dijiste que sí. Recuérdalo. El sexo convencional me aburre, ¿a ti no? —No respondo. No me da la gana—. El sexo es un juego, Jud. Un juego que admite morbo, sensaciones y todo lo que quieras incluir. Me gusta darte placer. Tu placer es mi deleite y cuando te veo atizada de deseo me vuelvo loco. Y escucharte decir que lo que hago es depravado me enfada. Me molesta mucho. Tus convencionalismos de niña y tu falta de buen sexo es lo que hace que…

 Y como llegó Megan a escribir algo asi? Ella lo contó en En Femenino:
¿Cómo surgió la oportunidad de escribir Pídeme lo que quieras?
M.M: Me llamó Planeta y me preguntó si me atrevía a hacer algo como 50 sombras de Grey. Yo les dije que podía hacer una novela erótica mía, con mis personajes y con mi manera de contar las historias, porque el tema de la sumisión no la controlo. La novela sale el 6 de noviembre. A ellos les ha gustado mucho, ahora estoy con la segunda y última parte, Pídeme lo que quieras ahora y siempre.
Obviamente que hay coincidencias, no son pocas, pero es en las diferencias, donde Pídeme gana. Aquí no hay golpes ni sumisa, pero hay morbo y mucho, mirar y dejarse mirar, ofrecerse por complacer al otro, tríos, orgías, con ellas, con ellos… acá lo pedís, y lo tenés.

Y si hay coincidencias entre el agraciado señor Grey y el alemán Zimmerman, que tienen dinero, poder y control sobre sus mujeres, un par de mail calientes, esas se terminan en las protagonistas. Judith es una tipa de armas tomar, decidida, recia, espontánea, desinhibida y que no se calla una. Todo el desafío que Anastasia Steele hace al ponerle los ojos en blanco a Grey, Jud se los escupe en la cara a Eric. ¡Y Toma!
—Te guste o no, eres como la gran mayoría de la humanidad. El problema es que esa humanidad se divide entre los que no nos resignamos a los convencionalismos y gozamos del sexo con normalidad y sin tabú, y los que ven el sexo como un pecado. Para muchos la palabra «sexo» es ¡tabú! ¡Peligro! Para mí la palabra «sexo» es ¡diversión! ¡Gozo! ¡Excitación! Y lo que más me joroba de tus palabras es que sé que lo vivido te ha gustado. Has disfrutado con el vibrador, con la mujer que ha estado entre tus piernas, incluso con haber dicho la palabra «follar». Tu problema es que lo niegas. Te mientes a ti misma.
Hay idas y venidas, intensidad, clubes privados, viajes en limousine y… otras cosas que debo callar por temor a que me cierren el blog. Obviamente Zimmerman tiene sus secretos y los guarda bajo siete llaves hasta que finalmente Jud llega a su corazón. El conflicto es real, consistente, devastador…

Y nos quedamos con la boca abierta, incrédulas ante las últimas hojas, sin aire hasta que salga el próximo episodio.

PIDEME LO QUE QUIERAS, AHORA Y SIEMPRE llega a las lectoras (gracias Dios, no podía aguantar más la respiración jajaja) y confío en Megan y su promesa de que no puede escribir novelas sin final feliz, porque, de verdad, quiero un final feliz para Iceman y su Jud.
Leo y te cuento: Pideme lo que quieras Leo y te cuento: Pideme lo que quieras Reviewed by Barb Capisce on 0:00 Rating: 5

3 comentarios:

  1. Woooo!!! Gracias por esta fantástica reseña y espero que cuando leas la segunda parte te guste, te enamore y lo pases tan bien con ella como lo pasé yo mientras la escribía. Mil besazosssssssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. de verdad eres ellaaaaaaa :O saludos de una fans de chile!!!

      Eliminar
  2. Espero ansiosaaaaa!! Fans de Chile tambien!!! Aqui no tenemos el libro aun me lo conswgui cln una amiga de españa :( traiganlo a Chile!!!!

    ResponderEliminar

2017 esta aqui!!!

2017 esta aqui!!!
Con la tecnología de Blogger.